HOLANDA, 3 de junio 2017.- Un hospital de Rotterdam anunció hoy que investigará el escándalo de un médico holandés, Jan Karbaat, quien fue director de una clínica de inseminación asistida y utilizó su propio esperma para donar e inseminar a decenas de mujeres, según él, por «el bien de la humanidad». Informa EFE.

El hospital de Maasstad, en Rotterdam, admitió que estudiará lo que ocurrió, así como a las partes implicadas en este escándalo de inseminación que arrastra el antiguo Hospital Sur, dirigido por Karbaat desde los años sesenta.

Esta semana se confirmó que al menos 18 personas son biológicamente hijas de Karbaat, después de realizar pruebas de comparación con el ADN del hijo legítimo del médico.

Sigue leyendo AQUÍ