CALIFORNIA, EUA., 19 de junio de 2016.- En la peor actuación de la Selección Mexicana en los últimos tiempos y una de sus derrotas más humillantes, Chile bajó de su nube a un inflado Tricolor que ante su más dura prueba en la era de Juan Carlos Osorio fue humillado y exhibido con un marcador de 0-7 en la Copa América Centenario.

En un torneo que lucía como una oportunidad inmejorable para México de ser campeón de la Copa América, fue la más vergonzosa actuación del equipo azteca en la justa continental.

Fueron seis goles de Chile que dan por hecho que en el futbol la continuidad se impondrá a los experimentos. Juan Carlos Osorio encabezó el ridículo de México.

Sus cambios en cada partido dejaron sin identidad al Tri, pero los resultados conseguidos dieron la soberbia necesaria que una derrota como la que Chile propinó dejará huella en la historia. México se ha mostró inocente en la primera mitad.

Sus figuras no pesaron y la responsabilidad que depositó Osorio en Jesús Dueñas fue mal retribuida. El jugador de los Tigres cumplió con una actuación para el olvido en la contención mexicana.