Querétaro,Qro., 28 de enero del 2019.-No solo el mando de la Guardia Nacional sino los integrantes de la propia institución deben de ser propiamente civiles y en su caso recibir formación militar pero no al revés, consideró Álvaro Vizcaíno catedrático de la Universidad Panamericana e investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales.

Dicho académico fue invitado por el grupo de senadores del Partido Revolucionario Institucional a la segunda reunión plenaria realizada en San Juan del Río para discutir y analizar los asuntos relativos a la creación de la Guardia Nacional y las implicaciones del contenido del dictamen que fue turnado a la cámara alta sobre la conformación de dicha institución.

Al respecto, el académico destacó que es necesario delimitar las facultades de dicha institución en las que pueda intervenir solo en situaciones de seguridad interior y no seguridad pública además de que debe impedirse que participen en labores de investigación policial.

«La Guardia Nacional debe de ser una institución dedicada a la seguridad interior me parece que el gran problema que se presenta en todo este debate es que se fusionan y se confunden los conceptos de seguridad pública y seguridad interior al concepto de seguridad interior se le tuvo miedo y no es un concepto al que se le tenga que tener miedo sino que debe reglamentarse» dijo.