MÉXICO 18 DE MAYO 2017.- Una boda real se aproxima, pero no es una cualquiera.
La princesa japonesa Mako, de 25 años, primera nieta del emperador Akihito e hija del príncipe Akishimo, anunció que se va a comprometer para casarse.
Hasta aquí nada extraño, destaca BBC News.
Sin embargo, la polémica surge porque Mako contraerá matrimonio con un plebeyo y por consiguiente perderá su estatus real.
La pareja
La princesa se comprometió con Kei Komuro, un joven de su misma edad que trabaja en un bufete de abogados, según informó la Agencia del Hogar Imperial.
La pareja se conoció hace unos cinco años a través de un amigo en Universidad Cristiana Internacional, a la que ambos asistieron. Tanto el Príncipe Akishino como su esposa Kiko aceptaron la unión, según informó la casa real.

CONOCE MÁS DE ESTE CASO AQUI