CIUDAD DE MÉXICO, 21de octubre de 2021.- En una larga sesión que inició el pasado lunes 18 de octubre, luego de cuatro recesos, álgidos momentos de señalamientos y acusaciones que culminaron con un zafarrancho en plena tribuna entre panistas y morenistas, y un sin fin de acuerdos, por fin la madrugada de este jueves el Pleno de la Cámara de Diputados avaló la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal 2022, y fue remitida al Senado que deberá ratificar a más tardar el 30 de octubre.

Le bastó al pleno camaral tres horas y media para avalar la madrugada de este jueves, el último de los tres dictámenes que integran el Paquete Económico 2022 en materia de Ley de Ingresos; con 267 votos a favor y 210 en contra se aprobó en lo particular con una modificación aceptada de adición a un artículo Transitorio del dictamen que expide esta Ley de Ingresos.

Mientras los legisladores de Morena, PT y Partido Verde se abrazaban y aplaudían para festejar su triunfo legislativo, las bancadas de oposición, PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, votaron y abandonaron el Salón de Plenos antes de que se cerrará el tablero de votación y se cantara el resultado. Antes, cerca de las 4 de la madrugada se había aprobado en lo general por 265 votos a favor y 214 en contra.

El proyecto de Ley de ingresos, que fue calificada por la mayoría de Morena y aliados como completa, participativa y responsable, prevé ingresos por siete billones 88 mil 250.3 millones de pesos. Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público en San Lázaro, Luis Melgar, destacó que la Ley de Ingresos no contempla nuevos impuestos y mantiene la cobertura en los ingresos del país.

“Para dar cumplimiento y atender las demandas de los estados, municipios y de la sociedad en general, dando sustento financiero a los compromisos del Ejecutivo federal”, señaló.

Detalló que los ingresos reflejan un aumento de 8.9 por ciento en términos reales en comparación a la Ley de Ingresos de 2021; el nivel de deuda respecto al Producto Interno Bruto indicó que se encuentra estabilizado en 51 por ciento, e igual que el estimado para el cierre de 2021.

En cuanto a las proyecciones de las finanzas públicas de 2022, detalló que se prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4.1 por ciento; mientras que el precio de la mezcla mexicana de exportación lo estiman en 55.1 dólares por barril, con una plataforma de producción petrolera de 1.8 millones de barriles diarios.

Asimismo, refirió que se proyecta una inflación anual de 3.4 por ciento en línea con las proyecciones y la convergencia en el objetivo del Banco de México; una tasa de interés promedio de cinco por ciento, así como un tipo de cambio promedio de 20.3 pesos por dólar.

“Con todo ello, la Ley de Ingresos para el ejercicio 2022 es completa, participativa y responsable, y es una determinación de los techos de endeudamiento y del balance público en los recursos que empleará el próximo año fiscal, a fin de ejercer un presupuesto eficaz, eficiente y responsable”, enfatizó.

De acuerdo al dictamen, de los siete billones 88 mil 250.3 millones de pesos (mdp) que se prevé captar el año próximo, tres billones 944 mil 520.6 mdp corresponden a impuestos; 411 mil 852.5 mdp a Cuotas y Aportaciones de Seguridad Social; 32.6 mdp a Contribuciones de Mejoras; 47 mil 193.5 mdp a Derechos; siete mil 918.8 mdp a Productos; 184 mil 864.7 mdp a Aprovechamientos.

Así como un billón 205 mil 324.3 mdp a Ingresos por Ventas de Bienes, Prestación de Servicios y Otros Ingresos; 370 mil 928.1 mdp a Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Subvenciones, y Pensiones y Jubilaciones, y 915 mil 615.2 mdp a Ingresos Derivados de Financiamientos. Se estima una recaudación federal participable por tres billones 728 mil 987.5 mdp.

Los otros dos dictámenes que forman parte de la Ley de Ingresos, son la Miscelánea Fiscal y la Ley Federal de Derechos, mismas que fueron avaladas a lo largo de estos tres días de discusión en San Lázaro; cabe destacar que una vez que el Senado la ratifique, la Cámara de Diputados iniciará el análisis del Presupuesto Económico 2022, el cual deberá ser aprobado a más tardar el 15 de noviembre.