SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 10 de enero 2021.- Diciembre y sus posadas, y el fin de año, nostalgias, una pandemia casi superada a nivel mundial, pero el ánimo mexicano se mantiene en alto con su música y sus grandes canciones; y no se diga cuando se antoja una copa de tequila al escuchar esa memorable canción en la rockola de una cantina muy adecuada a los tiempos actuales de las fracturas de pareja: “(…) me dejaste abrazado de un poste, esperándote y nunca llegaste…”.

Como anécdota, contaba el maestro José Alfonso Peralta Sánchez, gran músico y compositor mexicano oriundo de Hermosillo, Sonora, que en una ocasión los invitaron a amenizar una reunión, y la señorita (integrante del grupo) siempre llegaba tarde.

En esa ocasión, ella juró que estaría temprano en la esquina en donde habían quedado de pasar por ella. Mientras su compadre se bajó del auto para esperarla, José daba vueltas a la manzana; en una de esas, encontró a su compadre abrazado del poste, renegando porque la compañera nunca llegó.

Más información Aquí