CIUDAD DE MÉXICO, 5 de mayo de 2019.-  El presidente Andrés Manuel López Obrador conoce el poder de las palabras y más cuando se trata de la palabra presidencial, por lo que está obligado a hacer acopio de prudencia con la prensa mexicana, advirtió la Arquidiócesis de México.

«Quien ataca a la prensa no es un ciudadano común, sino el presidente de la República que debe representar a todos y evitar las funestas consecuencias del repudio a la prensa libre y crítica», manifestó a través de su editorial publicada este domingo bajo el título La prensa debe ser libre.

La Iglesia católica expresó su preocupación el comportamiento del mandatario federal en las conferencia mañaneras y mencionó que la sociedad requiere una prensa libre para entender el mundo y el momento que nos tocó vivir y hacer lo correcto para mejorarlos.

Más información Aquí