EL MARQUÉS, Qro. 18 de julio del 2016.- Yadira Córdoba, contralora del municipio de El Marqués, informó que derivado de las observaciones del primer semestre del 2015 de la ESFE se localizó una observación de una galería filtrante de agua potable en la comunidad de la Laborcillla, que tuvo un costo de 2.5 millones de pesos y que se realizó sin cumplir con las especificaciones que exige la ley.

De acuerdo con la contralora la galería se tuvo que cerrar ya que hubo ineficiencias en la Planeación de obra, no hubo los análisis pertinentes y además generó diversas enfermedades en los habitantes de dos comunidades, situación que podría ser causa de una denuncia penal por estos hechos.

En este sentido confirmó la contralora que dicha obra se construyó sin ningún permiso, además el agua estaba contaminada con eses fecales y derivado de este consumo hubo infección de hepatitis en las personas que consumieron esta agua en la comunidad.

Cabe destacar que para realizar esta obra la CONAGUA debió entregar permisos para su construcción, misma que tuvo un costo de 2.5 millones de pesos.

Actualmente la Contraloría municipal cuenta con estudios de estas deficiencias en el agua por parte de la CEA, e instituciones de investigación de la UAQ que localizaron todas estas irregularidades, por ello se buscará que haya un resarcimiento de los recursos de la obra, además que se prevé el inicio de un proceso penal por las pruebas que confirman un daño a la ciudadanía.

El tiempo que puede tardar en integrarse el expediente para interponer una denuncia penal en contra de los tres ex funcionarios de primer nivel involucrados en estos hechos es un mes, ya que hubo 73 casos de hepatitis a finales de 2015 en las comunidades de la Laborcilla y Tierra Blanca.