QUERÉTARO, Qro., 10 de julio de 2020.-El gobernador, Francisco Domínguez Servién, sostuvo que lo peor que le pudiera pasar a Querétaro, en el marco de la contingencia sanitaria, es regresar al color rojo en el semáforo epidemiológico.

Esto luego de considerar que no ve que algún estado pase este viernes al color amarillo en el semáforo que presenta el Gobierno Federal.

Recalcó que mejorar en el semáforo epidémico depende de los datos de casos positivos activos, del porcentaje de ocupación de camas de hospital y del número de respiradores.

Además, indicó que el pico de casos confirmados de Covid 19 aún no ha llegado a México, pues se ha hablado que sería en mayo, en junio, luego este 18 de julio, mientras que expertos señalan que sería hasta agosto.

Recordó que la semana pasada seis estados que se encontraban en el color naranja fueron regresados al rojo, lo cual, sostuvo, es lo peor que les pudo pasar.

Por ello, reiteró la importancia de que todos los queretanos se cuiden y apliquen las medidas sanitarias del uso de cubrebocas y la sana distancia, para que haya menos contagios, y por ende, no se saturen las camas de hospital.