CHILPANCINGO, Gro., 14 de abril de 2019.- El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, encabezó este domingo la procesión del Domingo de Ramos, con lo que inician las actividades de la Semana Santa para la Iglesia Católica, en donde llamó a luchar para defender la vida desde su concepción.

Miles de personas con palmas se reunieron desde las 7:30 de la mañana en la glorieta Unidos por Guerrero, para iniciar la representación de la entrada de Jesucristo a Jerusalén y caminaron al Zócalo, en donde posteriormente se celebró una misa.

En la homilía el obispo consideró que con la participación en las actividades Guerrero y Chilpancingo muestran su rostro de fe y alma cristiana.

Más información Aquí