[email protected]

La discriminación no solo alcanza a ciertos sectores humanos, también lo hace con otros seres vivientes de la naturaleza, como los animales. La aparición de personajes para defender al murciélago que ha sido señalado en su momento como el culpable del Covid-19, advierte sobre los prejuicios que se difunden y que cuestionan la vida de especies (especismo se llama), que además de degradar a seres vivientes, lo hacen con animales útiles al ser humano. El científico Rodrigo Medellín y el empresario David Suro Piñeira, dieron a conocer en La Jornada, un artículo de defensa ante el señalamiento del quiróptero, no comprobado, como transmisor del virus Los murciélagos no tienen la culpa, al que se han sumado muchas firmas. Se mencionan otros animales transmisores del virus como el pangolín, que tampoco ha sido comprobado. Para el poder, los virus siempre son extranjeros, las enfermedades degradantes son de lugares pobres y hasta los animales cuestionados provienen de sitios que los países ricos consideran inferiores. Es el caso del avispón gigante al que le han puesto el nombre de avispón asiático. En las pandemias se recalca entre muchas la gripe española, fijando un origen determinado que lleva incluido el prejuicio. Entre otros seres discriminados están los árboles. Yo ví, en Chapingo, rodeando a la universidad, centenares de árboles algunos de ellos milenarios, derrumbados y quemados para colocar a otras especies como el eucalipto, que ahora es discriminado en otros lugares, la CDMX entre ellos, por el olor concentrado que tiene la planta que según informes impide el desarrollo de otras especies.

A DISCUSIÓN MUNDIAL LOS CONCEPTOS RACISTAS Y DISCRIMINATORIOS
La nueva era tumba estatuas, cuestiona personajes históricos, vulnera el recuerdo de fechas y va arrasando lo que la historia registró ¿Desaparecerán con ello las concepciones arraigadas de la gente que es la que provoca el racismo, la discriminación y el menosprecio? Se vislumbra en esa lucha, que solo la igualdad auténtica podrá desaparecer esos conceptos ominosos. Pero a lo largo de la vida de la humanidad no ha habido ningún lugar en el que todos sean iguales como seres humanos. Los conceptos de degradación se han creado a lo largo de siglos por la desigualdad económica, cultural y el color de las piel, sobre todo. Los mismos autores que han propuesto la búsqueda de la igualdad, han sido agredidos y discriminados. Una expresión muy pedestre la vemos ahora en la derecha mexicana que se lanza contra el comunismo (por creerlo peligroso pero sin saber que es realmente) y llega al extremo de considerar comunista al presidente de la república. Los conceptos mencionados como supraestructuras del poder, el derecho, la moral y el propio concepto de salud, están tan arraigados que va a costar trabajo erradicarlos y quizá entre tanto, serán tumbadas muchas estatuas, destruidas muchas cosas, en lugar de hurgar en el interior y eliminar lo que tanto pesa.

¿AUTORES HICIERON BIEN O MAL AL CREARLES ESTEREOTIPOS A LOS ANIMALES?

Los famosos bestiarios que ya se estilaban en Grecia, han tomado como punto de partida a los animales para colocar las virtudes y defectos del ser humano, en una actitud fabulista que puede ocultar al verdadero personaje. Algunos que escribieron sátiras, trataron de evitar la censura y usaban a los pobres animales para adjudicarles actitudes humanas. La historia de esas comparaciones nos ha dejado hienas desnaturalizadas, zorras abusivas, hormigas laboriosas, burros lentos, cerdos sucios, cigarras flojas, lobos listos y peligrosos y así por el estilo. Esa similitud que se estratifica con los siglos, en general ha hecho más mal que bien a los animales. La discriminación que se aplica a algunos de ellos, los zorrillos, laa serpientes, las ratas, por ejemplo, ha signado su vida y son agredidos por lo general a partir de ese concepto. La designación de transmisores del virus, a los
murciélagos, ha provocado ataques y destrucción de guaridas, en contra de ellos. Muchos libros se han escrito pero el cine y la televisión han hecho su agosto con los animales en la animación de personajes malignos, abusivos, flojos, avaros que caricaturizan a personajes reales que no se quiere nombrar. La designación de especies en este momento de pandemia, advierte de cautela ante el peligro que corren algunas, por la discriminación que se extiende a los animales.