CIUDAD DE MÉXICO, 4 de septiembre de 2018.- Las hermanas Nadia Isabel y Elia Arzate Peralta, las únicas dos personas sentenciadas, acusadas de lavar dinero, en el escandaloso caso de desvío de recursos durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, quedaron en libertad. De acuerdo con el diario Reforma, el pasado 23 y 24 de agosto fueron liberadas tras conseguir el beneficio de la condena condicional, bajo el nuevo Sistema Penal Acusatorio. Informa Quadratín Veracruz.

Las hermanas Arzate Peralta fueron detenidas el 18 de octubre de 2016 y recluidas en el Penal de Santa Martha Acatitla, señaladas como presuntas prestanombres de Javier Duarte, quien pidió licencia como gobernador el día 12 del mismo mes y año. Nadia era secretaria de Moisés Mansur, testaferro de Duarte de Ochoa, y señalado como la persona que pagaba la tarjeta de crédito de Karime Macías.

Fueron imputadas por el lavado de 223 millones 800 936 pesos, desviados durante el gobierno de Duarte a través de un consorcio llamado Brades. Ricardo Zinser, abogado de las hermanas detalló que ambas pagaron una multa y serán condicionadas a cumplir con algunas medidas para no afectar el procedimiento.

“Quedaron en libertad al cumplir los requisitos, como fue el pago de la multa de 48 mil 644 pesos y cumplir con la mitad de la pena; además, les impusieron restricciones como no cambiar de residencia, no interferir con testigos que hayan declarado en su contra y acudir a firmar cada 8 días al juzgado”.

Lee más aquí