MADRID, 20 de Julio de 2016.- Pizza, es el nombre de un oso polar que sirve como objeto de entretenimiento y para hacerse selfies en una tienda de un centro comercial en Guanghzou, al sur de China. La asociación Animals Asia ha lanzado una petición, que este miércoles contaba con más de 300.000 apoyos, para pedir el cierre del establecimiento Grandview Aquarium, una tienda que también exhibe lobos árticos, ballenas belugas y morsas, y que los usa como gancho para atraer al público. Desde su apertura en enero han recibido varias denuncias por maltrato animal.

Pizza malvive en un espacio reducido y convive con los golpes que los turistas dan en el cristal para llamar su atención, según muestran los vídeos difundidos a través de las redes sociales. A principios de este año, Animals Asia lanzó su petición pidiendo el cierre del establecimiento. Después de que la prensa internacional se hiciera eco, el subdirector del acuario, Li Chengtang, se defendió ante medios asegurando que el animal era «muy feliz” en el centro, publica El País.

Lee más AQUÍ