QUERÉTARO, Qro., 12 de mayo de 2021.- En el conversatorio “¿cómo lograremos la paridad”, que organizó el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) se expuso la necesidad de llevar la equidad de género en materia política más allá de una paridad en números, debe provocar una verdadera igualdad, así como erradicar la violencia política en razón de género.

Ana Claudia Martínez, experta en política de géneros, ahondó que obligar a los partidos políticos es relativamente reciente, que ya empieza a reflejarse en la conformación de los gobiernos, así como en los Congresos.

Recordó que en el 2002 se obligó a que no más del 60 % de las candidaturas se destinaran a un mismo a un mismo sexo; tomando en cuenta que prácticamente todas las candidaturas se destinaban a hombres.

Hasta el 2014 se logró establecer que la paridad se incluyera en la Constitución, y hasta el 2019 se logró ya generar una paridad en todo, en cuanto a las gubernaturas.

Arturo Sánchez, analista político, resaltó que el hecho de que existan paridad en las candidaturas no quiere decir que exista paridad en los puestos.

Indicó que entre los temas que influyen en el ambiente se encuentra la intervención presidencial en las elecciones de Nuevo León, el rol de la FGR y FEPADE en este proceso, la nueva reforma electoral, el debate sobre la fiscalización del INE y la afectación de preferencia electoral que pueda provocar la caída de la línea 12 del metro de la Ciudad de México.