QUERÉTARO, Qro., 14 de mayo de 2019.-En el marco del Día Mundial de la Hipertensión, ISSSTE Querétaro, informa que este padecimiento crónico que hace que suba la presión arterial y que el corazón trabaje más dañando las arterias, se incrementa notablemente entre los motivos de consulta.

Hoy en día, la hipertensión se acompaña de uno o más trastornos como diabetes, dislipidemias y obesidad; perjudicando órganos como corazón, cerebro y riñones, cuyas complicaciones derivan en infarto al miocardio y en enfermedad cerebro vascular.

“Debido al estrés y a los cambios propios del adulto mayor, tiende a elevarse más esta enfermedad crónico- degenerativa, siendo sus principales causas los antecedentes familiares y estilos de alimentación y de vida”, señaló la Dra. Juana Noriega Caudillo de la Clínica de Medicina Familiar “Dr. Ismael Vázquez Ortiz”.

Señaló que a mayor edad, se incrementa la presencia de hipertensión, pero se están investigando las causas de la hipertensión secundaria que ha llevado a incrementar el riesgo de este padecimiento en pacientes muy jóvenes.

“Está aquejando al 25% de la población adulta mayor de 60 años, con serias repercusiones cerebrales, renales y afectaciones cardiovasculares. En especial, los infartos agudos al miocardio se presentan cada vez más, en jóvenes con 30 a 40 años de edad, debido al sedentarismo, obesidad, tabaquismo y el estrés laboral que influye determinantemente en la aparición de la hipertensión”, destacó.

La prevalencia de hipertensión en el ISSSTE en la entidad en 2018, fue de más de 17 mil casos y en lo que va del 2019, se están atendiendo alrededor de 5 mil pacientes hipertensos, de los cuáles 3 mil son mujeres.

“La Hipertensión es más frecuente en mujeres que en varones y mucho se debe a que los hombres se resisten a la revisión preventiva. Por lo que, recomienda que acudan al módulo de PREVENISSSTE en la Clínica de Medicina Familiar correspondiente para valorar los factores de riesgo, hacerles conscientes de la gravedad de la enfermedad, control nutricional y actividad física que son las partes primordiales en su recuperación”, destacó la Dra. Noriega.

Algunas recomendaciones del ISSSTE, para prevenir la hipertensión arterial, además de realizarse chequeos médicos periódicos, consisten en reducir la ingesta de sal, combatir el sobrepeso y la obesidad, hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día, evitar el tabaquismo, así como monitorear los niveles de colesterol y glucosa.