CIUDAD DE MÉXICO, 29 de junio 2020.- La Ciudad de México representa una plaza importante para las células que se disputan el control de la venta de drogas debido a que es un gran y atractivo mercado, advierte Santiago Roel, director y fundador de Semáforo Delictivo.

“Bienvenidos a la realidad”, señala Roel, luego de cuestionarlo en torno a la extendida creencia de que en la capital del país no había pugnas entre cárteles de la droga, en gran medida impulsada por autoridades del gobierno anterior que señalaban que incluso no había presencia de sus integrantes en la zona.

El atentado del que fue blanco Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, es un acto común en diversos estados del país desde hace 12 años desde que inició la guerra contra las Drogas al mando del gobierno de Felipe Calderón, señala

“Pero la violencia, producto de la crisis de seguridad del país, alcanza a todos los actores de la sociedad mexicana: funcionarios, periodistas, activistas y familias inocentes”, afirma en entrevista con Forbes México.

Como en casi todas las ocasiones que presenta las cifras actualizadas del Semáforo Delictivo, Roel advierte que la crisis de violencia en el país no se va a resolver con la integración de la Guardia Nacional o la presencia de elementos de las fuerzas armadas en las calles, sino con la despenalización y regulación del consumo, producción y venta de marihuana y otras sustancias que hasta el momento son ilícitas.

“Es esta plata y plomo que vive el país provocada por el mismo Estado, porque ha provocado un mercado negro de drogas a través de la prohibición de estos mercados que siempre son muy violentos, los productores cuando no resuelven con plata lo hacen con plomo, se trata de una guardia absurda”, señala.

Con información de Forbes