MÉXICO, 7 DE JULIO 2017.- En México hay alrededor de 5.4 millones de jubilados y pensionados, y de ellos sólo el 20%, aproximadamente, es susceptible de recibir un crédito bancario debido a que las instituciones de banca dejan de otorgar préstamos a los pensionados por su edad, lo que hace a este sector de la población un blanco fácil para prestamistas informales y agiotistas, alertó Elías Rahmane, director general de Exitus Credit.

Agregó que este segmento de la población sí está bancarizado, pues generalmente recibe su pensión a través de una tarjeta de débito, sin embargo, por una cuestión de edad y de las métricas de riesgo de la banca no son considerados como acreditados potenciales, informa Excélsior.

El potencial para expandir el crédito a este segmento es enorme, pues son personas que tienen un ingreso mensual fijo y que no están siendo atendidos por la banca”, explicó.

Recalcó que “este segmento de la población tiene un ingreso mensual fijo, ya que al ser jubilados bajo el régimen de 1973, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) les provee de una pensión que ronda entre el 80 y 100% del salario que percibían cuando eran trabajadores activos”.

LEER MÁS AQUI