IRAK, 10 DE JULIO 2017.- El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, anunció la liberación por completo de la ciudad septentrional de Mosul, tres años después de que la ocupara el grupo yihadista Estado Islámico (EI), aunque parece que continúan algunos focos de resistencia en un reducido perímetro del casco antiguo.

En un comunicado «histórico» retransmitido por los diferentes canales iraquíes, Al Abadi, quien llegó el domingo a Mosul, proclamó la victoria total en el que fue el principal feudo de los extremistas en Irak y es la segunda ciudad de este país, destaca EFE.

 

«Desde el Mosul libre y liberado anunciamos la victoria para todos los iraquíes», manifestó Al Abadi, vestido con uniforme militar negro.

«Con nuestras filas unidas luchamos contra los del Dáesh (acrónimo en árabe del Estado Islámico) a lo largo de los años e hicimos fracasar todos sus planes. Ahora, Irak, está más unido que nunca», sentenció.

Al Abadi se refirió de manera peyorativa al grupo terrorista como «Estadito» Islámico «depravado y asesino», y anunció el «fin del falso califato gracias a los sacrificios iraquíes».

Asimismo, saludó a las familias iraquíes, los líderes religiosos y los «valientes combatientes» que han logrado esta victoria esperada desde hace casi nueve meses, cuando empezó la ofensiva para liberar la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul.

No se olvidó tampoco de agradecer a los países que han ayudado a las fuerzas iraquíes con apoyo logístico, aéreo, técnico y secundado con un continuo entrenamiento, haciendo referencia a la coalición internacional, comandada por Estados Unidos.