QUERÉTARO, Qro., 27 de abril de 2020.- Mientras que los grandes talleres mecánicos operan con tranquilidad, los pequeños talleres de la capital queretana han sido visitados para exigirles que detengan labores, esto pese a que el municipio capitalino había informado que el sector sí mantendría sus actividades; aunque a puerta cerrada; debido a que la labor que realizan permite que sectores primarios hagan la propia.

Arturo Luna, dueño de uno de estos establecimientos a los cuales se obligó cerrar, indicó que jueves y viernes, inspectores visitaron a los pequeños talleres mecánicos de Desarrollo San Pablo, así como a todos los negocios relacionados con el sector automotriz y motocicletas, para decirles que ya no podrían operar a partir del sábado 25.

A los grandes talleres y empresas de renombre se les permite operar de manera regular, pese a que los pequeños atienden a unidades de sectores como de alimentos, farmacias, tienen, incluso, unidades del propio ayuntamiento de Querétaro.

En contraste, en recorridos por los grandes talleres de Bernardo Quintana, Desarrollo San Pablo y Zaragoza, por mencionar algunas vialidades, estos operan con normalidad.

“Como talleres mecánicos, ya sea de motos, de carros, o talacheras, damos servicio a lo que es movilidad, tanto de productos alimenticios hasta de personas. En el Diario Oficial de la Federación sale que todo el transporte no detiene operaciones, traslado de alimentos y alimentos preparados; hace hincapié en las empresas que garanticen el servicio de los equipos, ahí entramos nosotros. No nos queda claro por qué el estado y el municipio están tomando esta medida”.

Remarcó que a los pequeños negocios, los inspectores les dicen que no pueden trabajar, ni siquiera con cita y a puerta cerrada, como se había anunciado en un principio, restricción de la cual rechazaron dejar algún documento, además de que rechazaron identificarse.