QUERÉTARO, Qro., 22 de junio del 2016.- Martín Lara Becerril vicario general de la Diócesis de Querétaro reconoció que pese a las manifestaciones que se han generado en la entidad en los últimos días, no existen conflictos sociales que no se puedan arreglar con e diálogo entre las autoridades estatales y los grupos discidentes.

«Nosotros hemos venido escuchando estas cosas, y cuando a nivel gubernamental se realizan acciones que pueden mejorar el ambiente familiar, estas situaciones son válidas siempre que aniden sacar al pueblo adelante, por lo que en las manifestaciones que se han presentado debe imperar el diálogo entre ambas partes».
En este sentido el vicario de la Diócesis de Querétaro reconoció que pueden haber situaciones que generen conflicto entre los ciudadanos y las administraciones municipales, sin embargo deberá ser por la vía del diálogo que estas diferencias puedan ser solventadas, además que en todos los casos las acciones municipales y estatales deben ser respaldadas por la ley.
«Cada uno de lo casos debe ser tratado de manera muy particular e independiente, dese luego nosotros hemos venido escuchando estas cosas, por lo que no hay problema por más difícil que sea, que no se pueda resolver cuando hay diálogo, por ello el diálogo es el arma de La Paz, y es la mejor herramienta para tener una armoniosa convivencia social».
Asimismo aseguró que en los recorridos que ha realizado por el estado no ha visto un descontento generalizado por estas acciones de la autoridad estatal y municipal, sin embargo sí reconoció que se deben atender todos los casos donde existe una inconformidad por parte de los ciudadanos.
«Nosotros no vemos en Querétaro un conflicto social generalizado de ninguna manera, yo he tenido la oportunidad de caminar y recorrer todo el estado, por ello puedo asegurar que no hay un conflicto generalizado, aún podemos gozar de una gran paz, si hay manifestaciones como las de la semana pasada, pero nosotros no vemos una situación de inestabilidad social que pueda sobrepasar La Paz general».