CIUDAD DE MÉXICO, 3 de marzo de 2020.— Para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la descentralización enfermó al sistema de salud pública del País.

El Jefe del Ejecutivo aseguró que el hecho de entregar recursos directamente a las entidades federativas, facilitó que el dinero público se destinará a otros fines, menos a la salud pública.

“El mejor servicio de salud se creo hace 41 años, en 1979, que ahora es el IMSS-Bienestar, es mejor servicio que el ISSSTE, que los servicios estatales de Salud, mejor porque no se descentralizó”, afirmó.

“Se empezó a distorsionar todo al mismo tiempo que se puso de moda la subrogación en el ISSSTE, el Seguro Social, problemas graves porque crecieron los problemas de diabetes y cada vez hay más demanda de hemodiálisis y resulta que este servicio está subrogado, mal”, reprochó.

López Obrador insistió en que la visión de las anteriores administraciones, era ver la salud como un negocio que terminó dejando en terapia intensiva a las instituciones públicas del sector.

Señaló que sus adversarios y las empresas que pensaron extorsionar al Gobierno federal al limitar los medicamentos, no verán frutos pues la línea de adquisiciones será la misma en el marco de la Ley.

“Abrimos la compra de medicamentos al extranjero y lo vamos a seguir haciendo porque la salud es lo primordial, vamos a seguir actuando así, lo mismo en las farmacias de los Institutos eran los jefes de laboratorio o dueños de las distribuidoras, no todos los médicos actuaban con rectitud, con honestidad, afortunadamente la mayoría tienen una dimensión social, médicos y enfermeras”, profundizó.

Lee más en Quadratín México