QUERÉTARO, Qro., 22 de agosto de 2018.- Protección civil en el estado, en coordinación con municipios e instancias federales, ha identificado diez mil árboles que son susceptibles a caer por fuertes vientos o lluvias, así lo informó su titular, Gabriel Bastarrachea.

Estos ya fueron identificados y están en etapa de poda, pues la mayoría están enfermos o tienen años de antigüedad.

“Aquí nos ayuda tanto servicios públicos municipales de los distintos municipios, como la CFE, en donde ellos en la última reunión reportaron que ya tenían en poda más de diez mil elementos, entonces seguirán los trabajos correspondientes”, apuntó el coordinador.

Se ha pedido que ante los vientos se eviten dejar autos estacionados cerca de árboles viejos, y aquellas personas que cuentan con árboles en sus domicilios realicen la poda oportuna.

Ante los recientes derrumbes de árboles por las lluvias, protección civil no reporta personas lesionadas, y solo daños materiales.