CHINA., 25 de septiembre de 2021.- Un hombre murió en Pekín, China, después de tomar un litro y medio de refresco de cola en diez minutos, puesto que su organismo no resistió la acumulación de gas.

De acuerdo con las primeras versiones, el hombre se apresuró a tomar el refresco porque porque se sentía deshidratado. Seis horas después, sintió un fuerte dolor en el estómago y acudió al hospital, de acuerdo con información de medios locales.

El hombre llegó al centro de salud con la frecuencia cardial elevada, la presión arterial baja y la respiración acelerada. Los médicos le realizaron una tomografía, donde encontraron anomalías en la pared intestinal y en una vena conectada al hígado.

Se determinó que el paciente sufrió un shock en el hígado, también conocido como isquemia hepática, por la falta de oxígeno en el órgano a causa del refresco que bebió.

El personal de salud intentó liberar el gas del cuerpo del hombre, pero no lo logró y el paciente murió tras de 18 horas de haber ingresado al hospital.

Con información de Milenio