MORELIA, Mich., 14 de mayo de 2019.- A esta enfermedad crónica degenerativa se le conoce como el asesino silencioso, ya que no tiene síntomas específicos y por lo tanto las personas pueden desconocer que la padecen mientras su salud se va deteriorando poco a poco.

Se trata de la hipertensión arterial, la cual afecta al 25.5 por ciento de la población mexicana, según la Encuesta Nacional de Salud (Ensa) 2016, aunque en el censo 2006 la estadística arrojó una prevalencia del 30.5 por ciento, sin embargo, los especialistas prefieren tomar estas cifras con reserva.

“¿Ha disminuido la prevalencia de la hipertensión arterial en términos globales? Cuestionó la doctora Oliva Mejía Rodríguez, investigadora clínica adscrita al Centro de Investigación Biomédica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Michoacán. “Son los datos que tenemos”, apuntó.

Prevalencia

Agregó que a partir de los 60 años de edad aumenta la prevalencia de pacientes con hipertensión arterial y que en el país se estima que 15 millones de mexicanos la padecen, aunque advirtió que la cifra podría duplicarse ya que la mitad desconoce que sufre esta patología.

“Por lo tanto no tienen tratamiento y el riesgo es la muerte prematura antes de los 60 años. La hipertensión arterial es responsable de un alto porcentaje de muertes prematuras por infarto agudo al miocardio, eventos vasculares y hemorragias cerebrales y de la enfermedad renal crónica.

La especialista indicó que en Michoacán, la estadística indica que por cada 10 personas, existen dos a tres pacientes diagnosticados con hipertensión arterial, aunque podrían ser seis, ya que la mitad no lo sabe.

Causas

De acuerdo con el médico internista, Efraín Arredondo Santoyo, adscrito al Hospital General de Zona No. 83 del IMSS Morelia, en la edad adulta la hipertensión arterial se presenta sin ninguna causa aparente, mientras que en la niñez ocurre por malformaciones en las arterias renales o por algún tumor.

Síntomas Al tener síntomas inespecíficos, esta patología que afecta principalmente las capas internas de las arterias, requiere de un diagnóstico oportuno porque los pacientes acuden al médico cuando los daños ya se encuentran avanzados, hasta llegar a otros órganos como los ojos, el corazón y el riñón.

“Se le conoce como el asesino silencioso porque no es tan fácil de identificar con determinados síntomas. A veces se presentan mareos, dolores de cabeza leve, zumbido de oídos, fatiga o náuseas. Pero lo más importante es acudir con un médico para realizar un diagnóstico”, indicó Arredondo Santoyo.

Diagnóstico

En el marco del Día Internacional de la Hipertensión Arterial, que se conmemora el próximo 17 de mayo, bajo el lema: Conoce tus números, médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social hicieron un llamado a la población en general a revisarse desde edades tempranas.

Y es que si bien, esta enfermedad se presenta alrededor de los 40 años, también se padece desde la niñez, por lo que es aconsejable checar la presión a partir de los tres años de edad, y dos veces por año a partir de la segunda década de vida si los números son normales.

La doctora Oliva Mejía Rodríguez, investigadora clínica adscrita al Centro de Investigación Biomédica, explicó que las cifras normales de la presión arterial son de 120-80 milímetros de mercurio, de 120-129 se considera que es presión normal alta, y si es de 130-139 es un periodo de pre hipertensión.

Cuando la presión se encuentra arriba de 140 milímetros de mercurio el diagnóstico de hipertensión arterial está confirmado, por lo que el paciente deberá iniciar el tratamiento que el médico señale.

Lee más en Quadratín México