QUERÉTARO, Qro., 27 de abril de 2020.- Las dos trabajadoras sexuales detenidas por la agresión a una enfermera del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer en Avenida de Zaragoza también fueron imputadas por el delito de privación ilegal de la libertad, además del delito de discriminación.

De acuerdo con el Código Penal del Estado de Querétaro la pena máxima por el delito de privación de la libertad personal puede ser de seis años en prisión y un año como mínimo.

Mientras que el delito de discriminación tiene una pena máxima de tres años en prisión y una mínima de un año.

El Juez de Control resolvió en contra de los dos sexoservidoras la vinculación a proceso por el delito de discriminación y privación ilegal de la libertad; determinó dos meses de plazo de investigación complementaria; y les dictó prisión preventiva como medida cautelar.