QUERÉTARO, Qro., 26 de abril 2018.- Comerciantes del Centro Histórico denunciaron hasta 30 robos a la semana en la modalidad de fardería, donde se tienen identificados grupos dedicados a esta actividad.

Y es que, el modus operandi es de personas que ingresan para distraer a los empleados mientras otros cometen el delito.

“Yo creo que a la semana debe haber a la semana de este tipo de robos, 30 robos a la semana, el tema es que te das cuenta hasta que haces tú inventario, o tú arqueo y ahí te das cuenta que te roban”, indicó Alfonso González Hurtado, presidente de la asociación de comerciantes del centro histórico.

Las zonas con mayor incidencia son las aledañas al mercado Escobedo, pero también la calle de Corregidora, donde apenas se cuenta con 50 botones de pánico, que piden que se llegue por lo menos a 500.

Ya se han levantado denuncias ante la fiscalía, pero se ha pedido mayor presencia policial cerca de los comercios.