CIUDAD DE MÉXICO, 3 de junio de 2018.- Para las reclamaciones por robo de Identidad o producto no reconocido, le toman al usuario más de 100 días en percatarse, ya que reaccionan generalmente cuando inician las labores de cobranza, según ha registrado la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Con la finalidad de evitar mayores quebrantos patrimoniales, la Condusef emitió una serie de recomendaciones a los usuarios para ser precavidos y actuar de manera más inmediata ante los posibles fraudes.

Durante 2017 se registraron 8.7 millones de reclamaciones con impacto monetario a la Banca; es decir, 20% más que en 2016.

Este universo de reclamaciones, se puede analizar en dos tipos de problemáticas: la primera, a las derivadas de posible fraude como consumos no reconocidos, fraudes cibernéticos o suplantación de identidad, que están vinculadas a las medidas de prevención y seguridad al realizar operaciones bancarias; y la segunda, a las que se denominan movimientos operativos de la Banca, que responden a una responsabilidad más directa de la Institución, tales como domiciliaciones mal aplicadas, no entrega cantidad solicitada en cajeros automáticos, cobro no reconocido de comisiones o intereses, entre otras.

En ambas situaciones el tiempo que tarda el usuario en percatarse es de 27 días naturales en promedio. Al respecto, la Condusef explica por medio de un comunicado, que llama la atención que para las reclamaciones por robo de Identidad o producto no reconocido, le toman al usuario más de 100 días en percatarse, ya que reaccionan generalmente cuando inician las labores de cobranza por un crédito que ellos no contrataron, pues no tienen el hábito de consultar con regularidad su Buró de Crédito.

Más en Quadratín México