Estado de México., 9 de noviembre de 2019.- Fue localizado un bebé, en cuyo pecho y estomago tenía marcado el numero “666”, y quien al parecer fue víctima de un ritual satánico en las colindancias entre Xometla y San Lorenzo.

El hallazgo ocurrió cuando vecinos del lugar reportaron a la policía municipal, que se escuchaban fuertes gritos de un hombre, quienes además declararon que parecía como si estuvieran matando o torturando a alguien.

Por lo que de inmediato, elementos policiales se dirigieron al lugar del reporte, donde al llegar se encontraron con diversos objetos satánicos o de santería, sin embargo, lo más tétrico de la escena del crimen fue  un bebé de entre 8 meses y 1 año de edad envuelto en una tela negra, en su pecho y estomago el número «666» que hace referencia a lucifer.

Continúa en El Debate