CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre de 2017.- Diciembre se considera como el mejor mes para observar fenómenos astronómicos debido al clima frío que ofrece un cielo despejado y por la variedad de los acontecimientos como las recientes lunas nuevas, el solsticio y las lluvias de estrellas, aseguró el investigador del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Alejandro Farah Simón, quien indicó que todo inicia desde la última semana de noviembre.

En ese sentido, informó que para el 13 y 14 de diciembre se podrá observar la lluvia de estrellas gemínidas, mientras que para el 21 y 22 la lluvia de estrellas úrsidas, la última del año, para poder verlas, afirmó, es mejor alejarse de ciudades ya que reduce la contaminación lumínica.

“Este fenómeno se presenta cuando la Tierra pasa por donde cruzó en algún momento un cometa, los cuales dejan pedacitos de material que se precipitan a la Tierra a tan alta velocidad que se funden, la mayoría hasta desintegrarse como estrellas fugaces, así que no olviden pedir su deseo”, expresó.

De acuerdo al sitio itesm.mx, esta lluvia de estrellas se produce cuando el asteroide Faetón (de unos cinco kilómetros de diámetro) se acerca a la órbita del Sol (acontecimiento que ocurre cada 1.4 años) y el calor quema los residuos de polvo que cubren su superficie, formando una especie de cola de grava.

Las Gemínidas tiene una tasa de actividad por encima de los 100 meteoros por hora y con una velocidad de 35 kilómetros por segundo durante varios días, lo que la convierte en una de las lluvias más activas del año junto a las Cuadrántidas de enero y las Perseidas de agosto.