ACAPULCO Gro., 4 de noviembre de 2019.- La nota que exhibió lo deslucido e improvisado del Acatrina con su desfile, pues resultó ser un remedo del desfile de Ciudad de México, molestó al gobierno municipal que encabeza la alcaldesa Adela Román Ocampo de Morena.

Desde el sábado pasado y con un ejército de trolls pagados con recursos del erario público, se ha buscado denostar la labor periodística de Quadratín, poniendo en riesgo a algunos de sus colaboradores y reporteros.

Así lo denunció el director de la Agencia, Ricardo Castillo Díaz en su cuenta de Twitter, quien pidió a la alcaldesa de Acapulco respeto a la prensa y que detenga el ciberacoso.

No obstante, el acoso no ha parado y provocó la circulación de mensajes de odio en contra de Quadratín y de quien esto escribe.

La nota de Quadratín, no es distinta a la publicada por otros medios, pues también critican lo deslucido, la descoordinación y la participación de repartidores de pizza, de empleados del Ayuntamiento y “unos cuantos carros alegóricos”, entre ellos la vieja grúa del taller municipal, misma que fue tapada con lonas y telas.

En un meme divulgado por empleados del Ayuntamiento, y que alude a esta reportera, no se critica la labor profesional que desempeña; en cambio la tilda de “chayotera”, “vendida” y hasta la tachan de “puta”.

El meme ha sido compartido en grupos de Whatsapp y Facebook y aluden a quien firmó la nota. Tales trabajadores fueron contratados por la administración municipal pasada que encabezó el perredista Evodio Velázquez Aguirre, señalado por este medio debido a presuntos malos manejos de recursos y, quien ya fue observado por las Auditorías de la Federación y de Guerrero.

Durante la administración de Velázquez Aguirre, Quadratín fue víctima de un allanamiento a sus instalaciones.

Con información de Quadratín Guerrero