QUERÉTARO, Qro., 21 febrero de 2020.- Toda donación que realiza el ayuntamiento de Querétaro pasa por una gran cantidad de filtros para garantizar el buen uso del dinero público, lo que seguramente ocurrió antes de entregar un terreno a la activista Rosy Orozco.

La afirmación la efectuó la coordinadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso del estado, Abigail Arredondo Ramos, quien argumentó que, de manera adicional, existen esquemas para dar seguimiento a esos donativos y, retirarlos, en caso de que se utilicen de manera inadecuada.

“Creo que si el municipio lo pasó por Cabildo, debe ser un tema que tenía la justificación necesaria, jurídicamente y socialmente, pero antes de la social, la jurídica”.

Indicó que se deberá dar seguimiento para garantizar que el organismo contra la trata de personas cumpla con el objetivo para el cual recibió la donación .

“Lo que hay que revisar es que sí sea verdad lo que dicen los funcionarios del municipios, en específico el presidente y el secretario del ayuntamiento, de que cumplieron todo. Creo que mientras cumplan… no debe de haber ningún problema”.

Remarcó que el hecho de que el gobierno federal le haya quitado propiedades a la activista, podría deberse también a temas de simpatía, y no respecto a si ella ha trabajado o no como corresponde.