CELAYA, Gto, 27 de septiembre 2019.- A inicios de agosto pasado, comerciantes y dueños de tortillerías en Celaya, denunciaron que eran víctimas de extorsiones por parte del crimen organizado.

Tras su protesta, dos tortillerías fueron atacadas y, finalmente, las autoridades estatales se comprometieron a garantizar la seguridad en este municipio, reportan medios locales.

Sin embargo, otro negocio se sumó a los cierres. Se trata de la agencia Ford Montes.

El 19 de septiembre, un grupo de sujetos baleó las instalaciones de Ford, ubicada en el Bulevar Adolfo López Mateos. Sin embargo, esta no fue la única que reportó una agresión, ya que en la agencia de Mitsubishi se reportó la quema de un automóvil, Toyota Celaya fue asaltada por un comando y otro grupo se dio a la tarea de robar la agencia de motos Suzuki.

En el caso de Ford Montes, la empresa decidió cerrar sus instalaciones.

Ford Montes fue atacada porque se negó a pagar las extorsiones del crimen organizado.

Esta noticia impactó en los trabajadores de la sucursal, pues al menos 85 personas se quedaron sin empleo.