QUADRATÍN, Qro., 12 de abril 2017.- El marco normativo del Sistema Estatal Anticorrupción imposibilita cualquier esquema de dependencia por parte del titular de la Fiscalía que atenderá estos asuntos, expresó Marcos Aguilar Vega presidente municipal de Querétaro.

Lo anterior, ante las críticas realizadas por el Observatorio Ciudadano y algunos medios de comunicación en los que se refiere que pudiera existir un conflicto de interés por parte del nuevo fiscal anticorrupción Benjamín Vargas Salazar por su cercanía con la administración actual.

«La autoridad solo puede hacer lo que le ordena la ley el fiscal tendrá la obligación de aplicar la legislación que han aprobado recientemente y ahí no habría oportunidad para sujetarse a esquemas de dependencia, existe autonomía plena para dictaminar sus fallos y esto le permitirá en el tiempo construir confianza y legitimidad» dijo.

Además en cuanto a la presentación de la declaración 3de3 el alcalde mencionó que se trata de un reto legal que obligue a los funcionarios a hacer pública dicha información, sin embargo, reconoció que presentarla sería positivo para la ciudadanía.

En este sentido el alcalde consideró que el proceso de elección de esta figura fue realizada con transparencia por parte de los diputados de la LVIII Legislatura y expresó que Vargas Salazar cuenta con la experiencia suficiente para desempeñar su papel óptimamente.