DURANGO, Dgo., 6 de agosto de 2020.- Las muestras de solidaridad en tiempos de COVID 19 siguen presentes en varias partes del país, ahora ha sido en el Estado de Durango, donde una madre y su hija decidieron hacer un ‘cibercafé’ en su casa, aunque este no forma parte de un nuevo negocio familiar, sino de una iniciativa para apoyar a los estudiantes que necesitan de esta herramienta durante el regreso a clases.

Por medio de redes sociales se ha vuelto viral la historia de Claudia Adame quien decidió abrir su cochera para que los estudiantes que necesitan de internet para tomar sus clases en línea o hacer sus tareas, acudan a este lugar para conectarse a su red completamente gratis.

Sin embargo, la idea no fue de ella sino de su hija Ángela, de 13 años de edad, quien quiso aportar su granito de arena durante la emergencia sanitaria para que los alumnos que no cuentan con este servicio puedan continuar con sus estudios en el inicio del nuevo ciclo escolar 2020-2021, el cual no se llevará a cabo de forma presencial.

Continúa en Radio Fórmula