QUERÉTARO, Qro., 25 de septiembre de 2018.- Los maestros carecen de la capacitación y sensibilización para combatir los casos de bullying por orientación sexual y para erradicar estos casos de violencia por homofobia en los centros educativos, señaló la titular del Centro de Atención Integral a Familias de Adolescentes y Jóvenes LGBT, Aline Escalante.

Explicó que actualmente conocen de un caso en un colegio particular, en el municipio de Corregidora, donde un joven estudiante de bachillerato fue expulsado de plantel educativo, luego de sufrir violencia homofóbica.

“Es un alumno de bachillerato, de 15 años, en un colegio que ofrece bachillerato y universidad, quien fue agredido físicamente por su orientación sexual, y la escuela lo ve más como negocio y por no perder alumnos, lo que deciden es expulsar al joven agredido, para evitar problemas. El alumno está asustado y no se le puede seguir negando el derecho a la educación. Ahí es en donde falta la capacitación docente”, indicó.

Añadió que el joven agredido no ha querido presentar una denuncia por este hecho, ya que se encuentra asustado.

Señaló que exigen que se implemente el llamamiento de la UNESCO a la educación equitativa e inclusiva para un contexto libre de violencia por orientación sexual, identidad y equidad de género, que se implemente ya el taller para docentes, con la intención de erradicar la violencia por homofobia en los centros educativos.

“Es muy importante, porque es totalmente diferente de la violencia que viven los alumnos por obesidad, por color de piel, por pobreza. Es diferente porque el docente está preparado para actuar en estos casos… en el caso de los alumnos por orientación sexual, el docente no sabe cómo abordar el tema y la institución lo que más sencillo que hace para evitar conflictos es expulsar al alumno… es una discriminación desde la institución”, subrayó.