MÉXICO, 4 de agosto 2020.- A partir del 5 de agosto Facebook hará obligatorio el uso de su nueva herramienta que consiste en pasar por un proceso de verificación e identidad a los anunciantes políticos y electorales, con el fin de dar transparencia a las dinámicas de publicidad en su plataforma.

Con esto, cualquier persona podrá consultar quién es responsable por los anuncios políticos en Facebook e Instagram y el monto aproximado que se invirtió en estos.

Marcos Tourinho, gerente de integridad de Facebook para América Latina, dijo a Forbes México que con esto lo que busca la compañía es adecuar su papel en este tema el cual será sin duda crucial para los siguientes meses.

Al cuestionarle sobre si existe un límite de inversión por parte de los partidos políticos o agencias de comunicación política, señaló que esto es abierto y que Facebook no establece estos ingresos, más bien responde a los anunciantes.

“Esto es abierto, no hay límites sobre cuánto quieran invertir para anunciar, salvo que haya algo impuesto sobre la ley. Por ejemplo en donde hay periodos de veda electoral o donde hay un límite de inversión, en estos casos se aplica la ley a través de las autoridades electorales, pero de parte de Facebook no hay límite específico”, señaló.

Con estas nuevas herramientas, la red social identificará las publicidades con una etiqueta e informará quién lo pagó, cuál fue la inversión aproximada y hasta a quiénes fue dirigido este contenido.

De esta manera, ahora quienes deseen publicar avisos de candidatos, partidos, figuras políticas o acerca de temas electorales en Facebook e Instagram, deberán pasar por un proceso de autorización, en el cual tendrán que confirmar su identidad con un documento emitido por el país donde será publicado el aviso e indicar públicamente quién es el responsable del mismo.

Todos los anuncios políticos o electorales publicados serán almacenados durante siete años en un archivo público, donde podrán ser revisados por investigadores, periodistas o personas interesadas de la sociedad civil.

Facebook utilizará, además, una serie de señales para determinar si los anuncios fueron originados por un usuario autorizado y localizado dentro del país. De no cumplir con esos requisitos, las publicidades corren el riesgo de ser suspendidas.

Los anunciantes tendrán distintas opciones para elaborar la leyenda que aparece en el rótulo de “Pagado por”: pueden seleccionarse a sí mismos, a una Página administrada por ellos, o a la organización a la que estén vinculados. En caso de que opten por usar el nombre de su organización, o de una Página, Facebook podría solicitar datos adicionales como número de teléfono, email y página web.

Facebook no es mediador político

Tourinho dijo que en cuanto a los ataques entre políticos y diversas campañas políticas por las cuales en ocasiones se generan informaciones falsas, no dependen ciertamente de Facebook, ya que como compañía, su papel no es de mediador.

“Los ataques entre los políticos son parte de la polìtica y eso antecede a internet, Facebook, tiene milenios. El rol de Facebook no es de mediador de la política nacional en ningún país donde opera, tenemos las reglas de la plataforma que aplican a todos, políticos y no políticos”, dijo.

Sin embargo aseguró que como empresa, cooperan cercanamente con las autoridades para que se cumpla la ley con velocidad cuando es notorio algo ilegal, pero no como mediador del tono del debate político en todos los países que opera.

“Salvo lo que viola nuestras políticas, como el discurso de odio y otros temas. Así que no hay ninguna política específica para mediar el tono del debate político porque eso es propio de la política y no es el rol de una compañía privada decidir qué se puede decir y que no en un debate político y electoral en un país”, afirmó.

Este lanzamiento forma parte de una expansión de la herramienta de transparencia a 33 países, con el objetivo de proteger la integridad de la publicidad política en nuestras plataformas.

La solución fue puesta en práctica en junio de 2018 en Estados Unidos y actualmente está disponible en más de 190 países y territorios.

“Creemos que una mayor transparencia conlleva una mayor responsabilidad. Y esto es particularmente importante para los anuncios políticos y electorales, que son un canal de diálogo entre la sociedad y sus representantes, o quienes aspiren a serlo”, aseguró el directivo.