HUIMANGUILLO, Tab., 30 de noviembre de 2018.- Un grupo de presuntos ladrones de hidrocarburo acabaron envueltos en llamas, al momento en que realizaban la extracción del combustible en una toma clandestina que mantenían a las afueras del poblado C-33. Se habla de dos muertos, y por lo menos cuatro más están graves y se dan pocas posibilidades que sobrevivan.

Extraoficialmente se habla de al menos media docena de sujetos que fueron también alcanzados por el fuego pero que sus lesiones son menores; se trata individuos que fueron llevados por compañeros traficantes con rumbo desconocido.

Continúa en El Heraldo

https://goo.gl/pmMDSa