QUERÉTARO, Qro., 07 de mayo de 2020.- El diputado Antonio Zapata Guerrero, presidente de la comisión de Movilidad, rechazó que sea viable reducir la tarifa del transporte público durante la contigencia sanitaria, y urgió a que se dejen a un lado las declaraciones faltas de sustento, que tienen por único objeto confundir a la población para ganar su simpatía electoral.

La declaración la realizó al preguntársele por la recién ingresada iniciativa de exhorto del morenista Mauricio Ruiz Olaes, para que se reduzca el precio del pasaje para ayudar a la economía de las familias y aprovechar la disminución en el costo de los combustibles que impacta al mundo y al país.

El diputado presidente de la comisión de Movilidad, Zapata Guerrero, declaró que son muchos los factores relacionados al costo, el precio de los derivados del petróleo es únicamente uno de ellos.

Implementar una reducción más, representaría un nuevo gasto para un gobierno del estado que ya subsidia el transporte, además de que destina dinero para combatir al coronavirus y que ha hecho llamados al gobierno federal para que en la lucha contra el Sars-Cov-2, se direccionen recursos adicionales.

“¿El gobierno federal nos está dando recursos a las entidades federativas para atender la pandemia? No. El gobierno federal nos tiene, y nos quiere poner un pie en el cuello a las entidades federativas, especialmente a las que no son de su signo partidista. Esto es verdaderamente grave, lo platicábamos hace algunos días, el gobierno federal concentra el 80% de los recursos, 15% para las entidades federativas, para los estados, y 5% para los municipios, en términos generales. Si ellos no están bajando recursos, no nada más para el transporte público, no están bajando recursos para el tema de salud, la educación”.

Recodó que ya hay subsidios para los usuarios preferentes del transporte público, y que el llamado es a que la gente se quede en casa, en la medida de lo posible.

Estimó que el morenista ha dejado claro que no es bueno para hacer cuentas, claro ejemplo es que quería pagar la deuda externa con la venta del avión presidencial, y que si quiere, le puede prestar un ábaco para ayudarlo a analizar las cifras.

Reiteró el llamado para que no se juegue con los sentimientos de la ciudadanía, especialmente si el único fin es promocionarse rumbo a un proceso electoral que aún está distante.

“Morena, como partido, a nivel nacional y a nivel local, se la vive con ocurrencias, con declaraciones que pueden resultar verdaderamente interesantes, y no entienden que no estamos en campaña, no han entendido que no podemos seguir jugando con los sentimientos de las personas, este país ya cambió, por eso se deben atender las necesidades fundamentales básicas, y no estar con exhortos, o con declaraciones que pueden sonar bonitas, pero que no tienen sustento”.