CIUDAD DE MÉXICO, 22 de octubre, 2019.— El Gobierno federal está realizando una evaluación de lo ocurrido en Culiacán, Sinaloa. El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, indicó la mañana de este martes que con el Gabinete de Seguridad se están analizando todos los detalles del operativo que se desprendió por la captura y suspensión de la aprehensión de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, luego que se desatara la violencia en Culiacán el jueves 18 de octubre pasado.

“Es evitar perdida de vidas humanas, no queremos derramamiento de sangre, de nadie, nos duele también la pérdida de vida de un presunto delincuente, no somos ajenos al dolor que produce el fallecimiento de cualquier persona”, dijo en Palacio Nacional.

“No es buenos y malos, una actitud maniquea, son seres humanos, entonces cuidar que no se pierdan vidas humanas y, el propósito es reducir la incidencia delictiva”, agregó.

Continúa en Quadratín México