QUERÉTARO, Qro., 1 de abril de 2020.- La coordinadora del grupo legislativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Abigail Arredondo Ramos, reprochó que por la pandemia el Congreso de Querétaro no realizó, en marzo, las dos sesiones de pleno a las que se encontraba obligado.

Existen muchos esquemas para poder efectuar las reuniones, lo que demuestran otros congresos, de ahí que lo que ocurre en la entidad se resume como una vergüenza.

“Es una vergüenza, a mí sí me da vergüenza, porque nosotros desde hace varias semanas, hemos pedido que se pueda sesionar. En la última reunión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que fue hace más de 15 días, ahí nos avisaron que se movía la sesión que íbamos a tener esa semana, entonces dijimos que moverla implica en contra de lo que estamos viviendo a nivel internacional, ahí vemos que conforme pasan los días se vuelve mucho más crítica la situación, y es más complicado poder sesionar… Se movió a la semana pasada y hoy, con más elementos… dicen que no se puede”.

RECHAZA CONTAGIO MASIVO EN DIPUTADOS

En cuanto al contagio que pudiera existir, luego de que se confirmó que el gobernador contrajo el coronavirus, indicó que en la reunión para abordar las medidas de seguridad contra el Covid-19 todos los diputados se sentaron lejos del gobernador, y que la única que estuvo próxima a él fue la diputada presidenta, Verónica Hernández Flores.

“Decían que, fácil, 8 diputados habíamos interactuado con el gobernador, en la reunión que hubo hace más de 15 días. A mí me consta que los diputados que estábamos ahí, independientemente de la presidenta, que al final estuvo sentada más cerca… todos los demás estuvimos completamente del otro lado, nunca hubo interacción cercana, ni saludarnos, ni estar cerca a un metro, ni a dos, ni a tres, ni a cuatro; estábamos como a diez metros”.

El que alguien pudiera estar contagiado, bajo ese panorama, tampoco es una justificación, pero que si algún diputado tuvo alguna reunión posterior y esté preocupado por su salud, podrían decir que no acuden al Congreso, pero que no existe excusa para no sesionar.

Remarcó que existen plataformas con capacidad para que sesionen, insistencia que también ha presentado Guadalupe Cárdenas, vicepresidenta de la mesa, a quien, como respuesta, se le ha dicho que no quieren que de pronto fallara algo y los diputados quedaran mal.

“Creo que quedamos más mal no haciendo el intento… ni siquiera las salas nos han prestado (para sesionar en comisión) decretaron que las salas no podían ser utilizadas. Las últimas reuniones que tuve con mi grupo fueron reuniones que se hicieron en una oficina”.