TAMAULIPAS., 24 de enero de 2020.- Firulais, el perrito que trabajaba en el área de vigilancia en Transpais Ciudad Mante, fue envenenado, sus compañeros de trabajo y usuarios de la central lo encontraron y llevaron a un veterinario, donde su salud es reportada como grave pero estable.

El can había sido adoptado por los trabajadores del lugar, donde inclusive activistas en pro del derecho de los animales le habían donado uniformes de la empresa hechos a la medida.

Lee más en Milenio