QUERÉTARO, Qro., 4 de noviembre 2016.-Más de 75 mil millones de pesos anuales, le cuesta al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mantener el tratamiento de pacientes con diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, informó Mikel Arriola Peñalosa director nacional de dicha institución.

El funcionario indicó que el recurso que se destina para estas enfermedades representa el 70 por ciento del monto que se destina a la atención de la salud en el segundo y tercer nivel, es decir, los que necesitan atención hospitalaria.

«Estamos trabajando en un modelo de prevención a partir de la unidad médica familiar que tiene los datos de todos nosotros, de todos los derechohabientes y vamos a poder anticiparnos en riesgos» dijo.

En este sentido, expresó que el 80 por ciento del recurso para prestar el servicio de salud se destina a la atención médica del segundo y tercer nivel (que requiere servicio hospitalario), mientras que lo ideal es que se destine al primer nivel, es decir, al de la prevención.

Con el modelo de atención que se tiene contemplado anunciar en el primer trimestre del próximo año, se pretende invertir el modelo de destinación de recursos para atender de manera preventiva en lugar de la correctiva.