EDOMEX, 21 de enero 2021.- Propietarios de funerarias y embalsamadores del Valle de México se manifestaron en Toluca para exigir nuevamente a las autoridades que otorguen el número suficiente de certificados de defunción para que la gente no retenga el cuerpo de su familiar en casa varios días ante la imposibilidad de cremarlos o sepultarlos, un problema que derivaría en otro muy grave de salud a la par del covid 19. La mayoría de los casos es gente que murió a causa del virus en sus domicilios.

«Ahorita tardan hasta 10 días con un cuerpo que está en su domicilio, y que sigue es un foco de infección y más familia que se sigue muriendo, tienen hasta dos tres muertos, en una sola familia… Tampoco se los puedo tener en mi negocio porque también Salubridad nos llama la atención si tenemos los cuerpos resguardados… Están yendo al Distrito Federal a conseguir certificados y también allá tienen una aglomeración terrible de personas y de médicos», dijo María Leticia López Avilés, técnica embalsamadora.

Expusieron que el problema de no conseguir un certificado de defunción es que la gente no puede mover los cadáveres.

Con información de Excélsior