CIUDAD DE MÉXICO, 8 de mayo de 2018.- En 69 de un total de 274 cárceles existentes en la República, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) detectó condiciones de autogobierno o cogobierno, situación que advierte vulnera el control que debe tener la autoridad sobre los Centros de Readaptación Social (Cereso).

En 2016 indicó la existencia de autogobierno en 66 de los centros penitenciarios supervisados, lo que manifiesta que no hubo avances en este rubro.

En su Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria realizado durante visitas efectuadas en los meses de febrero a noviembre de 2017, el organismo nacional pudo observar un bajo control en el ejercicio de las funciones de autoridad por parte de los servidores públicos, en actividades productivas, educativas y deportivas, de alimentación, mantenimiento y limpieza, así como el control del ingreso de visitas tanto familiar como íntima, uso de los teléfonos y de la seguridad.

Más información Aquí