QUERÉTARO, Qro., 29 de noviembre de 2018.- Como una propuesta mexicana y desarrollada principalmente por mujeres, se presentó e-Contractus, una plataforma de gestión de contratos electrónicos.

El desarrollo de Becea Technology forma parte del Programa de Estímulos a la Innovación de Conacyt. Con esta solución tecnológica se busca contribuir a la eficiencia y formalidad de las empresas y personas que cotidianamente realizan contratos para acordar prestaciones de servicios, de productos, locaciones, entre otros.

E-Contractus se presentó en conferencia de prensa donde participaron Eugenia Gómez, representante de Departamento de Apoyo Pymes de la Secretaría de Desarrollo Sustentable; Flora Mercader Trejo, Directora de Investigación, desarrollo, tecnología y postgrado de la Universidad Politécnica de Santa Rosa Jáuregui; Ing. Fabiola Robles Sánchez, desarrolladora de Benítez Centeno y Asociados (Becea Technology); y la Maestra Paloma Cuevas Benítez, Socia de Benítez Centeno y Asociados (Becea Technology), presentaron la plataforma E-Contractus.

Paloma Cuevas destacó que hoy en día, a la luz de la tecnología las estructuras de las obligaciones contractuales suelen verse como trámites complejos. Por lo que, mencionó que: “el hecho de seguir usando papel y la necesidad de celebrar los contratos en el momento en que las dos partes pueden coincidir impacta en la eficacia y eficiencia de los negocios, acuerdos y en nuestras acciones cotidianas”.

Es por ello que se desarrolló E-Contractus, una plataforma de gestión de contratos electrónicos diseñado por Becea, una empresa queretana, y financiado por los Fondos de Estímulos a la Innovación de Conacyt, por lo que señaló que: “E-contractus es un desarrollo que permitirá gestionar contratos de manera electrónica en un entorno cien por ciento digital. A través del uso de firma digital ya no será necesario el papel (paperless) y existirá la posibilidad de celebrar contratos a larga distancia. La plataforma estará integrada por una aplicación web y una móvil que permitirá al usuario acceder a través de los diversos dispositivos electrónicos que hoy existen en el mercado”.

Cuevas Benítez enfatizó que lo novedoso del desarrollo de E-Contractus está en la implementación algorítmica del blockchain. A través de esta configuración es como se posibilita extender las capacidades de la economía colaborativa al reemplazar la confianza con evidencia algorítmica y matemática: “este desarrollo es parte de los trabajos de Benítez Centeno y Asociados SA de CV (Becea), una empresa 100% mexicana en el que participan principalmente mujeres. Becea es beneficiara del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) de Conacyt”.

Informó que el PEI es el programa de apoyo para las empresas que invierten en proyectos de investigación, desarrollo de tecnología e innovación dirigidos al desarrollo de nuevos productos, procesos o servicios: “en Querétaro varias empresas nos estamos organizando para aprovechar cada vez más estos apoyos y poder impulsar proyectos de innovación, tecnología y valor agregado. En Becea buscamos contribuir al desarrollo de soluciones tecnológicas para los desafíos actuales de México. Pero, además, queremos contribuir a la reducción de la brecha que hoy en día existe en relación a la participación de la mujer como especialista en temas tecnológicos”.

La socia de Becea Technology dijo que actualmente las mujeres representan apenas 22.8% del total de personas empleadas en el sector de las telecomunicaciones (207,652): “esto representa una brecha equivalente a 54.4% del total de empleados. Según los expertos, una de las explicaciones a la persistente brecha en el sector es la reducida participación de las mujeres en las licenciaturas y posgrados relacionados con las nuevas tecnologías. Las colaboraciones del sector privado con el público permitirían una mayor promoción de la equidad de género en los contenidos educativos y en la presencia de más mujeres en áreas especializadas en tecnología dentro de las empresas”.

Finalmente, agradeció a la Universidad Autónoma de Querétaro y a la Universidad Politécnica de Santa Rosa Jáuregui por ser un importante vínculo con CONACYT: “la Cámara de Comercio en Querétaro también fue una parte importante para impulsar este proyecto, muchas gracias a la Comisión de Innovación y Tecnología de CANACO por su apoyo y vinculación”.