QUERÉTARO, 3 DE JULIO 2017.- La titular de la secretaría de Desarrollo Humano y Social, Beatriz Marmolejo Rojas, presentó la segunda convocatoria de 2017 del programa “Becas para todos” dirigido a estudiantes de secundaria, preparatoria y licenciatura; donde se tienen disponibles 4 mil 120 becas que representan una inversión directa de 9.8 millones de pesos, con lo cual se logra el objetivo de duplicar el monto en becas con respecto al trienio anterior.

En rueda de prensa, la funcionaria municipal indicó que a través de estos incentivos económicos, también se combate la deserción escolar; por lo que señaló que una de las metas de esta administración es duplicar el total de los recursos invertidos en becas municipales con respecto al trienio anterior, por lo que esta administración ejercerá un total de 50 millones de pesos.

Marmolejo Rojas informó que se tienen disponibles mil 724 becas para estudiantes de secundaria, que reciben mil 600 pesos cada uno; mil 300 becas a estudiantes de preparatoria, que reciben 2 mil pesos cada uno; y mil 100 becas a estudiantes de licenciatura, que reciben 3 mil 500 pesos cada uno. Y destacó que es la primera vez que se disponen de más de mil incentivos económicos para estudiantes de licenciatura.

De acuerdo al calendario de recepción de documentos, del 10 al 21 de julio se recibirá a los estudiantes con letra inicial del primer apellido entre la A y la Ñ; del 24 de julio al 4 de agosto se recibirá a los estudiantes con letra inicial del primer apellido entre la O y la Z; entre el 7 y el 11 de agosto se recibirá a los estudiantes con letra inicial del primer apellido entre la A y la Ñ; y entre el 14 y 18 de agosto se recibirá a los estudiantes con letra inicial del primer apellido entre la O y la Z.

Los estudiantes sujetos a este beneficio deben ser menores a 25 años de edad, ser alumno regular de escuela pública del periodo donde se solicita la beca; tener un promedio general mínimo de 8, sin materias reprobadas; no contar con alguna beca federal, estatal o escolar; la beca está reducida a una por familia; y responder un estudio socioeconómico presencial.