QUERÉTARO, Qro., 26 de octubre 2020.- El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Maestro Zoé Robledo, manifestó que la institución sigue la ruta estratégica para mantener finanzas fuertes para atender a la población afectada por la pandemia, a pesar de las complicaciones económicas y de salud derivadas por la emergencia sanitaria.

En el marco de la 111 Asamblea Nacional Ordinaria del IMSS, que se llevó a cabo ayer en Ciudad Acuña, Coahuila, el director general subrayó que en los momentos más críticos del cierre de la economía, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, planteó un plan de ayuda económica, con una visión de largo plazo que prioriza los intereses de las personas, un modelo de bienestar a la mexicana basado en tres elementos: eficiencia, justicia y honestidad.

En ese sentido, indicó que el Seguro Social participó con los Créditos Solidarios a la Palabra, dirigidos a empresarios que no dieron de baja a su personal en el primer trimestre del año.

Señaló que esto se logró “con la plataforma que diseñamos en el IMSS, fuimos eficientes: en 18 días de registro, validación y dispersión se entregaron 207 mil 188 créditos a empresas, personas trabajadoras del hogar y trabajadores independientes; se dispararon 5 mil 100 millones de pesos”.

Este apoyo fue justo, ya que llegó a los empresarios más pequeños que tienen entre uno y diez trabajadores, y representaron el 94.2 por ciento: misceláneas, ferreterías, papelerías, comercios, entre otros, agregó.

Zoé Robledo argumentó que el apoyo al sector empresarial ha sido una efectiva estrategia que ha beneficiado a cerca de un millón 600 mil trabajadores de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), y a 2.7 millones de sus familiares.

“Casi el 70 por ciento de estos patrones solidarios, después del primer trimestre siguieron manteniendo a su plantilla laboral, y el 10 por ciento de ellos la incrementó”, abundó.

Asimismo, el director general del Seguro Social refirió que también se vio por otros empresarios, para quienes estaban en condiciones difíciles y que conforme a la ley se lograron convenios para los créditos y los pagos en parcialidades simplificados; son 14 mil registros patronales por un importe de mil 292 millones de pesos, que ha ayudado a conservar casi un millón de empleos.