QUERÉTARO, Qro. 20 de julio del 2016.- Gracias al apoyo que recibieron desde niños en la primera etapa del Centro de Día Jädi, posteriormente en el Centro de Día Njhöya, y nuevamente en la reapertura del Jädi, cuatro jóvenes culminaron sus estudios de secundaria y ya se alistan para cursar la preparatoria.

“En el DIF Municipal nos sentimos muy orgullosos de ustedes, porque sabemos que en las condiciones de vida que algunos de ustedes tienen, es un enorme mérito que terminen su secundaria y que decidan continuar con la prepa”, dijo la Directora General del DIF Municipal, Josefina Esteva Navarro, al felicitar a los jóvenes egresados del Centro de Día.

La Directora del SMDIF alentó a los demás niños y jóvenes a aprovechar el apoyo que les brindan sus familias y el Gobierno Municipal a través del Centro de Día Jädi, y continúen con sus estudios alejados del trabajo en calle.

“El presidente Marcos Aguilar siempre dice que no dejen de soñar; él es hijo de un taxista y de una maestra de escuela, y él tuvo la meta de ser Presidente Municipal y ya lo es, pero para eso se necesita esforzarse, estudiar y no perder nunca el ánimo”, concluyó Josefina Esteva Navarro.

Acto seguido, la Directora del DIF Municipal hizo entrega de los reconocimientos a los egresados de secundaria: María Estanislao Faustino, Rocío Hernández Victoriano  y Leonardo Francisco Nicolás.  La única ausente en este evento fue María Berenice Juan Guillermo, quien tuvo este día su ceremonia de graduación de la secundaria.

A nombre de sus compañeros, María Estanislao Faustino se dijo agradecida con el personal del Centro de Día que siempre les brindan acompañamiento y asesoría, y que hoy les representa la oportunidad de continuar con sus estudios.

“Gracias al apoyo de nuestras familia y todos los que forman parte de nuestro segundo hogar, el Centro de Día Jädi, encontramos orientación y apoyo para continuar y concluir un sueño de muchos”, dijo María Estanislao.

Además de éstos 4 jóvenes que en breve iniciarán su educación media superior, se hizo entrega de reconocimientos a otros 28 niños, niñas y jóvenes que concluyeron su educación primaria y que continuarán con sus estudios de secundaria.

En los dos Centros de Día del DIF Municipal, Jädi y Njhöya, se atiende a más de 310 menores que se encuentran en riesgo de trabajo en calle, debido a que es la actividad que desempeñan sus padres.

En estos lugares, los menores reciben orientación nutricional, servicios para el cuidado de la salud, atención psicológica y jurídica, así como talleres preventivos en temas como adicciones, violencia y embarazo en adolescentes, que en algunos de los casos también se incluyen en una Escuela para Padres.

Cabe hacer mención que para aquellos jóvenes que no cursaron la educación formal, en el Centro de Día también  les ofrece cursar la primaria a través del INEA (Instituto Nacional para la Educación de los Adultos).  El esquema fue adoptado este ciclo escolar por dos jóvenes y 2 padres de familia.