WASHINGTON, EU., 16 de enero de 2021.- Estados Unidos rechazó este sábado la acusación de México de que fabricó pruebas en contra del exministro de Defensa mexicano Salvador Cienfuegos, a quien imputó por narcotráfico y luego retiró los cargos en medio de reclamos de las autoridades mexicanas.

La declaración de un vocero del Departamento de Justicia se da luego de que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que «no se pueden inventar evidencias», horas después de que Cienfuegos fue exonerado por la fiscalía mexicana. El roce amenaza con escalar y Estados Unidos advirtió que podría dejar de cooperar con México en este tipo de investigaciones.

«El Departamento de Justicia apoya por completo su investigación», dijo un portavoz citado por la agencia AFP. El vocero agregó que podrían dejar de compartir información con México sobre sus investigaciones, luego de que la Cancillería mexicana divulgó públicamente el expediente de unas 700 páginas.

En su conferencia mañanera de este viernes, López Obrador respaldó la decisión de la Fiscalía mexicana de no iniciar acciones penales en contra del exsecretario y acusó a Estados Unidos de haber fabricado las evidencias.

«Nosotros sostenemos que debe terminarse la impunidad, la corrupción, pero también que no puede haber represalias, venganzas, no se pueden inventar delitos. Lo más importante es la verdad y la justicia. Ayer resuelve la Fiscalía que no procede la acusación que se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadounidense encargada al combate contra las drogas, por la DEA”, mencionó.

Lee más en Univisión