CIUDAD DE MÉXICO, 12 de abril de 2019.- Será el próximo miércoles 24 de abril cuando el Pleno de la Cámara de Diputados conozca y vote el dictamen de la Sección Instructora sobre el juicio de desafuero contra el diputado con licencia, Cipriano Charrez, ex del grupo parlamentario de Morena, partido que recientemente le retiró sus derechos políticos y lo separó de la bancada morenista.

La Cámara de Diputados informó que se erigirá como Jurado de Procedencia en este caso, por lo que por acuerdo de la Mesa Directiva se citó a los diputados para el miércoles a las 10 horas, antes del inicio de la sesión que se realizará ese día.

Instruyó y facultó a tres funcionarios de la Cámara de Diputados, para que, acompañados de un notario público, notifiquen personalmente sobre este asunto a Charrez Pedraza, su defensa legal, Gabriel Regino García y al procurador general de Justicia de Hidalgo, Raúl Arroyo González, quien presentó la solicitud de desafuero.

Lo anterior como parte del proceso y de acuerdo a lo que establece la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, donde el imputado, así como el demandante, pueden asistir a la sesión para presentar sus alegatos.

Los funcionarios designados son: Luis Genaro Vázquez Rodríguez, director general de Asuntos Jurídicos; Eduardo López Falcón, director de lo Contencioso y Procedimientos Constitucionales, y Armando Rafael Pineda López, director de Servicios Legales, quienes junto con el citatorio y la notificación, deberán entregar a las partes copias certificadas del dictamen de la Sección Instructora.

Por acuerdo de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos, integrado por el presidente de la Mesa Directiva y coordinadores de los grupos parlamentarios, se definió el procedimiento y formato para la sesión que se realizara por este caso.

El documento señala que una vez abierta la sesión, la presidencia de la Mesa Directiva informará que el imputado, su defensa y el procurador han sido debidamente citados, y en caso de estar presentes, se colocarán en dos mesas separadas en la parte baja del salón de sesiones.

Inmediatamente después de que la Cámara de Diputados se erija en Jurado de Procedencia, el Pleno conocerá los incidentes que presenten diputadas y diputados y se desahogarán.

Posteriormente, se procederá a dar lectura a las conclusiones del dictamen o a su síntesis y se abrirá la fase de alegatos, réplicas y contrarréplicas de las partes, mismas que se realizarán desde la máxima tribuna; para los alegatos se darán 10 minutos a cada una de las partes y a las réplicas y contrarréplicas cinco minutos.
Una vez concluida esta fase, habrá una intervención de hasta 10 minutos de la presidenta de la Sección Instructora, Martha Patricia Ramírez, y luego una ronda de posicionamientos por cada grupo parlamentario con intervenciones no mayores a cinco minutos.

Y una vez agotada la discusión del dictamen, se procederá a su votación nominal. Hasta el momento se desconoce si ambas partes involucradas asistirán, pues es su derecho decidir no presentarse.

Cipriano Charrez se vio involucrado en un accidente automovilístico en octubre pasado en Ixmiquilpan, Hidalgo, donde un joven perdió la vida; el tema tomó un giro más grave cuando surgieron versiones de que el legislador iba manejando alcoholizado, al tiempo que aparecieron videos donde se veía al diputado corriendo del lugar con sus acompañantes, sin prestar mínima ayuda al ocupante de la camioneta que chocó.

A pesar de que el legislador siempre ha defendido su versión en el sentido de que él no venía manejando e incluso, ha señalado una campaña en su contra por cuestiones políticas, la semana pasada la Sección Instructora de la Cámara de Diputados encargada de dictaminar los juicios de procedencia solicitados, determinó que sí había lugar al desafuero y refirió que uno de los elementos más relevantes para tal determinación, fue precisamente la omisión de ayuda por parte del legislador.